¿Sospechas de algunos de tus lunares?

Es probable que en más de alguna ocasión hayas contado la cantidad de lunares que tienes en el cuerpo y tengas presente los que más destacan. Estos pequeños puntos se producen por la acumulación de melanina y células pigmentadas.

Por lo general, los lunares aparecen entre la niñez y siguen formándose hasta cerca de los 40 años. De hecho, una persona promedio suele tener entre 10 y 40 lunares, pero con el paso del tiempo la mayoría desaparecen.

¿Cuál es el aspecto regular de los lunares?

Los lunares suelen ser rosados, marrones o café claro, planos o un poco voluminosos. Normalmente tienen una forma ovalada e incluso redonda y además, tienen un tamaño similar al borrador de un lápiz.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos MedlinePlus, una de cada diez personas tiene al menos un lunar con aspecto irregular y se denomina nevo displásico o lunar atípico. ¡Presta atención y visita a tu médico en caso de que notes una anomalía!

Revisa tus lunares

Estar al tanto de tus lunares y revisarlos con un médico especialista al menos una vez al año es fundamental para prevenir enfermedades, especialmente el melanoma maligno. Este es un tipo de cáncer en la piel que se origina cuando las células comienzan a crecer sin control.

Existe una manera simple y rápida para autoexaminar tus lunares en casa que te ayudará a descartar aquellos que son potencialmente peligrosos. Estos son los 5 factores que debes tener en cuenta para seguir la regla de ABCDE:

  • Asimetría: el lunar debe ser uniforme. Comprueba que una mitad no sea diferente a la otra.

  • Borde: analiza el contorno de tu lunar. Este debe tener la orilla definida y el trazo debe ser igual en toda la manchita.

  • Color: si tu lunar es rosado, marrón o café claro no te preocupes. Sin embargo, si notas una tonalidad negra, rojiza o con sombras marrones, lo mejor es que visites a tu médico.

  • D?

  • Evolución: observa constantemente el tamaño, la forma, el color o la altura. En caso que notes aumento de tamaño, sientas picazón, ardor o incluso sangre, no dudes en dirigirte con un especialista.

Ante cualquiera de estos 5 factores, hazte un chequeo médico para descartar irregularidades. Si eres de las personas que poseen una gran cantidad de lunares, te recomendamos hacer este autoexamen cada 6 meses.

Una de las mejores maneras para cuidar tu piel y prevenir estas afecciones, es protegerla de los rayos del sol. Reduce la exposición al sol del mediodía y utiliza protector solar con SPF 50 como mínimo, tanto si estás afuera o bajo techo. De la misma forma, contar con un seguro de gastos médicos te ayudará a monitorear y tratar enfermedades en la piel.

¡No esperes más y comienza a cuidar de tus lunares! Con Roblemed podrás llevar los controles necesarios para conocer la salud de tu piel. Si aún no cuentas con él, solo haz clic en la imagen de abajo y un ejecutivo se pondrá en contacto contigo.

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados

Plan de Vida 360: El seguro de vida hecho para ti

Seguros El Roble pone a tu disposición un seguro de vida que permite amortiguar el impacto...

¿Sabes cuáles son los documentos que debes tener a la mano a la hora de un siniestro?

Estar involucrado en un siniestro vehicular puede causar cierto temor o angustia, y es una...

La belleza de ser mujer: cómo tener mejor cuidado de ti misma

No importa si eres ama de casa, oficinista, madre de tiempo completo o estudiante, sabemos que...