Cuida tu piel y evita enfermedades dermatológicas

¿Sabías que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano? En un adulto ocupa una superficie aproximada de 2 metros cuadrados y pesa cerca de 5 kilogramos. Es la encargada de que mantengamos la temperatura correcta y nos defiende de factores externos como bacterias, sustancias externas y altas temperaturas, por esa razón es importante que la cuidemos.

Existen varios factores que pueden dañarla, pero si tienes una rutina de cuidado personal y un estilo de vida saludable, evitarás diversos problemas dermatológicos. En Roblemed te ayudamos a cuidar tu piel, por eso queremos compartirte algunas recomendaciones.

Cuídate del sol

Una de las mejores formas para tener una piel saludable es protegerla de los rayos del sol. Los rayos UVB son los responsables de las quemaduras por exposición al sol e incluso el cáncer de piel. Por otro lado, los rayos UVA penetran más profundamente en la piel y causan el envejecimiento prematuro de la piel, como las temidas arrugas.

Si quieres evitar este tipo de afecciones no dejes de utilizar tu bloqueador solar todos los días, incluso aunque no salgas de casa. Aplica un protector que tenga un Factor de Protección Solar (FPS) de por lo menos 30 y reaplica cada 4 horas.

Hidrata tu piel todos los días

La hidratación es fundamental para que la piel tenga un aspecto más fresco, juvenil y radiante,  de lo contrario podrás sufrir enrojecimiento, descamaciones y picazón. No cuidarla adecuadamente provocará que se deshidrate, es decir que no tenga suficiente agua, dando un aspecto opaco, menos resistente y con tendencia a arrugarse más fácilmente. 

Sabemos lo importante que es para ti lucir con una piel sana, por eso te recomendamos aplicar crema hidratante todos los días en tu cuerpo y en tu rostro, según las necesidades de tu piel. 

Lleva una vida saludable

¿Sabías qué tu estilo de vida se ve reflejado en la piel? Para que luzca saludable puedes hacer estos sencillos pasos:

  • Lleva una dieta equilibrada.
  • Toma al menos dos litros de agua.
  • Duerme lo suficiente.
  • Haz ejercicio de forma regular. 

Además de reducir el nivel de estrés, reducirás afecciones cutáneas como algunos tipos de acné y ayudará a liberar la suciedad de los poros.

Si últimamente has observado manchas extrañas, más acné de lo normal o irritaciones en la piel, es importante que visites a un dermatólogo lo antes posible. Recuerda que los diagnósticos tempranos pueden ser claves para evitar complicaciones.

Comienza a cuidar tu salud desde ahora con un seguro médico como Roblemed. Si aún no cuentas con uno, solo haz clic en la imagen de abajo y un ejecutivo se pondrá en contacto contigo.

Temas: Seguros médicos

Solicita tu seguro médico aquí