El intestino: Nuestro segundo cerebro

El cerebro es uno de los órganos más importantes del cuerpo porque se encarga de controlar las funciones del cuerpo y tiene la capacidad de tomar decisiones. Sin embargo, existe un órgano que es considerado como el segundo cerebro: el intestino, ¿lo sabías? 

La función del intestino va más allá de procesar los alimentos y bebidas que ingerimos a diario. En realidad, está lleno de sorpresas e influye en nuestro estado de ánimo y hasta en el sueño. Sigue leyendo para conocer más datos interesantes de este órgano.

Es autónomo

El intestino tiene la capacidad de tomar decisiones sin depender del cerebro. De hecho, cuenta con el Sistema Nervioso Entérico, que está constituido por aproximadamente 200 millones de neuronas y se comunica con el Sistema Nervioso Central para advertir sobre el hambre y la saciedad.

Está vinculado con el sistema inmune

Un intestino saludable es fundamental para la inmunidad contra las afecciones. Además, si tienes problemas en el sistema digestivo, es posible que tengas mayor probabilidad de desarrollar enfermedades como gripe, alergias, irritabilidad o incluso falta de sueño.

Es un reflejo de tus emociones

¿Tienes dolor de estómago y no sabes por qué? Probablemente has tenido un día de mucho estrés y esto afecta a tu intestino. La razón es porque el mayor porcentaje de serotonina, la hormona de la felicidad, se encuentra en el tracto gastrointestinal. Por lo tanto, una jornada llena de tensión podría alterar el sistema digestivo, así que es importante cuidar tu salud integral.

Otro dato sorprendente es que si sientes miedo antes de ingerir algún alimento en particular, es posible que desarrolles síntomas como dolor estomacal o náuseas. Por ejemplo, si una persona cree que el gluten o la lactosa le hará daño, podrá experimentar malestar sin realmente padecer de una alergia o intolerancia.

Sin duda, el intestino tiene múltiples funciones como la digestión de alimentos, la absorción de nutrientes y el control del sistema inmunológico para protegernos de infecciones. Por ello, es importante cuidar este órgano con una alimentación balanceada, ingerir suficiente agua y realizar chequeos médicos regulares para conocer si está funcionando correctamente o presenta algún problema.

¡Comienza a cuidar a tu segundo cerebro desde ahora! Con Roblemed podrás llevar los controles necesarios para conocer la salud de tu organismo. Si aún no cuentas con él, solo haz clic en la imagen de abajo y un ejecutivo se pondrá en contacto contigo.

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados

¿Cómo prevenir la hepatitis?

La hepatitis es una enfermedad viral del hígado que altera las funciones de este órgano.

7 plantas y flores para cuidar tu piel

Existe una gran variedad de plantas y flores nos ayudan a combatir las migrañas, los cólicos, el...

¿Carro estacionado por mucho tiempo? No pases por alto estos cuidados

Son muchas las razones por las que tu vehículo podría estar sin utilizar en el garaje de tu casa. A...