<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-WGCRHZG" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

4 remedios caseros para aliviar la tos

La tos es un reflejo involuntario con el que tu cuerpo se defiende e intenta despejar las vías respiratorias de factores extraños como el polvo, los microbios, el humo o del exceso de mucosidad. Sin embargo, en época de invierno es común que esta se vuelva persistente, lo que podría convertirse en algo muy molesto.

 

Por ello, si estás padeciendo de mucha tos, queremos compartirte algunos remedios naturales y efectivos que puedes preparar en casa. ¡Presta atención!

1. Infusión de jengibre y miel

Según el diario español ABC, el jengibre contiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir las enfermedades respiratorias como la tos y la gripe. Por ello, no dudes en prepararte una infusión agregando el jengibre rallado o en rodajas a una taza de agua hirviendo. Déjalo reposar durante 10 minutos y agrega una cucharadita de miel, que además de ser un ingrediente para endulzar, también ayuda a aliviar la garganta.

 

Tal vez te interese leer: Enfermedades más allá de la gripe en la época de lluvia

 

2. Leche tibia con miel

Uno de los remedios clásicos de las abuelas para combatir la tos seca y dormir mejor es tomar una taza de leche caliente con una cucharada de miel. Ten en cuenta que este último ingrediente tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que ayudarán a reducir la inflamación de la garganta.

 

Por otro lado, la leche tibia te brindará una sensación reconfortante y permitirá hidratar la garganta. Ambos ingredientes son la combinación perfecta que, además de aliviar la tos, promoverán un sueño más reparador.

 

3. Té de orégano

Sabemos que el orégano es una hierba que se utiliza principalmente en la cocina, pero también es un gran aliado para calmar la tos debido a sus propiedades antibacterianas y antivirales. Así que prepara una infusión con una cucharadita de esta especie en una taza de agua caliente. Espera 10 minutos, cuela el té y bébelo sin dejar pasar mucho tiempo.

 

También puedes consultar: Enfermedades bacterianas vs. enfermedades virales

 

4. Gárgaras de agua con sal

Otro gran remedio para la tos y el dolor de garganta es hacer gárgaras con agua tibia con sal porque ayudará a reducir la inflamación y aliviar la irritación. Mezcla media cucharada de sal en una taza de agua tibia, haz gárgaras durante unos cuántos segundos y escupe. Repite este proceso de cuatro a ocho veces al día, en función a cómo notes las molestias.

 

Es probable que estos remedios caseros te brinden un alivio temporal y provoquen que te sientas mejor. Si la tos persiste o empeora, lo más recomendable es buscar atención médica de un profesional. ¡Escucha a tu cuerpo y no ignores los síntomas!

 

Ten en cuenta que es crucial estar preparado para esos momentos de enfermedad, sobre todo, en esta temporada de invierno. Por esta razón, no dudes en adquirir un seguro de salud como Roblemed, ya que tendrás acceso a una red de proveedores que te ayudarán en cualquier momento. Si deseas más información, haz clic en la imagen de abajo y un ejecutivo se pondrá en contacto contigo.

 

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados

¿Haloterapia? El poder de la sal para mejorar tu respiración

Muchas son las personas que sufren enfermedades respiratorias, las cuales afectan las vías de...

Cobertura en farmacias: la ventaja de un seguro de gastos médicos

¿Sabías que uno de los beneficios más grandes de los seguros de gastos médicos es la cobertura en...

4 consejos para prevenir la gripe según los expertos

En esta temporada de frío, es común que la gripe se presente como un desafío para la salud. Esta...