¿Sabías que existe el sobrepeso emocional? ¡Cuidado!

El sobrepeso no solo es causado por llevar una vida sedentaria, malos hábitos alimenticios, la falta de ejercicio o por factores genéticos, sino también por no saber cómo sobrellevar las emociones.

En algunas situaciones complicadas nuestro mejor desahogo se convierte en comer sin parar. Subir de peso no es responsabilidad solo de tu cuerpo, tu mente también tiene mucha influencia. 

Es una realidad por la que muchas personas pasan sin darse cuenta. En Roblemed creamos este artículo para explicarte en qué consiste, cómo lo puedes controlar y el lado científico que se oculta en esta afección.

¿Qué es el sobrepeso emocional?

Es un padecimiento que surge cuando estamos en una situación emocionalmente complicada que nos impulsa a comer sin control. La comida se convierte en un escape o consuelo para llenar un vacío.

Tus hormonas juegan un papel importante en este proceso. Por ejemplo, el cortisol se produce cuando existen altos niveles de estrés o tensión. Cuando los niveles son muy altos, alteran el metabolismo causando aumento de peso.

¿Por qué comemos sin parar?

Por lo general, en esas situaciones complicadas queremos seguir comiendo, en especial comidas altas en carbohidratos, azúcares y grasas. Comer por ansiedad causa que no estemos satisfechos por más alimentos que ingiramos. 

¿Pero por qué sucede? La hormona responsable es la dopamina. Esta hormona produce placer cada vez que ingerimos un alimento que nos gusta como papas fritas, helado o pizza. En muchas ocasiones actúa como un calmante para la tristeza o el enojo. 

¡Pon un alto! 

Una dieta no será suficiente para bajar de peso si no le prestas atención a tus emociones. Se trata de un proceso integral, es decir que debemos comprometernos a cambiar una serie de factores para tener una vida más saludable. Es decir tomar acciones para aumentar la dopamina, la llamada hormona de la felicidad.

  • Sal de tu zona de confort y cambia tus hábitos: mantente activo haciendo actividades físicas como salir a caminar, a correr o a nadar y ocupa tu mente en cosas productivas.
  • Ayuda psicológica: puedes usarla como recurso para aprender a manejar tus emociones.
  • Revisa tu plan de alimentación:  puedes buscar apoyo de un nutricionista que te provea un plan para mantener un estilo de vida más saludable y balanceada de acuerdo a tus necesidades.
  • Cuenta con un seguro médico: Roblemed puede respaldarte ante las probables consecuencias médicas que pueda tener un desbalance en tu salud.

Si no actúas para mejorar tu bienestar, aumentarán los riesgos de afecciones como enfermedades coronarias, diabetes, hipertensión, artrosis, enfermedades del hígado y vesícula, entre otras.

¡Tú puedes mejorar tu calidad de vida y estar preparado! Lo más importante para nosotros es tu bienestar y el de tu familia. ¿Deseas más información? Haz clic en la imagen de abajo y un ejecutivo se pondrá en contacto contigo.

Temas: Seguros médicos

Solicita tu seguro médico aquí