Vehículo familiar: 5 aspectos a considerar

Actualmente, a pesar que muchas personas siguen trabajando en modalidad híbrida, pasamos bastante tiempo en el carro. De hecho, según la AAA Foundation for Traffic Safety (Fundación para la Seguridad en el Tráfico) las familias pasan al menos una hora en el carro todos los días. Sin embargo, en el caso de Guatemala, el tiempo puede incrementar debido al congestionamiento vehicular.

Cuando se trata de un vehículo familiar existen diferentes aspectos que debes tomar en cuenta para tomar la mejor decisión. No solo se trata de la marca, la potencia, el rendimiento, sino que se debe ajustar a tu presupuesto y a las necesidades en conjunto. Si quieres conocer más sobre el tema, ¡quédate a leer!

1. Identifica las necesidades familiares. 

Tómate un momento y piensa en qué necesita tu familia para elegir el vehículo ideal. En este punto te recomendamos que tengas en cuenta aspectos como la edad de tus pequeños, la distancia a recorrer y el número de integrantes. 

Por ejemplo, si estás en la etapa de tener recién nacidos, debes priorizar un baúl grande, pues transportarás carruajes, juguetes, ropa, cobijas y pañalera. De la misma manera, es importante contar con un espacio interior amplio para poder colocar la silla de bebé con mayor facilidad y sin inconvenientes. 

También podría interesarte: ¡Bebé a bordo! Conduce cómoda y segura con estos consejos

2. Define tu presupuesto

Sin duda, tu estabilidad económica es uno de los aspectos más importantes para la tranquilidad de tu familia. Por eso, haz un presupuesto tomando en cuenta el costo del vehículo, el gasto de gasolina y los servicios de mantenimiento. Y, en caso de que no cuentes con el capital suficiente, puedes solicitar un crédito y obtener mayores facilidades de pago.

3. ¿Vehículo de agencia o rodado?

En realidad, ambas son excelentes opciones, ya que tanto un vehículo de agencia como uno rodado te brindará grandes beneficios. Sin embargo, la decisión “correcta” está más relacionada con tu presupuesto, tu estabilidad laboral y tus necesidades.

Si optas por un carro rodado, podrás obtener un precio más cómodo, pero probablemente las reparaciones sean más constantes. Por otro lado, con uno de agencia tendrás menos preocupaciones por su historial, ya que posiblemente ha tenido pocos dueños y su estado será más óptimo.

4. Prioriza la seguridad

Recuerda que en el vehículo te acompañarán tus pasajeros más valiosos: tus pequeños, tu pareja y tu familia. Por lo tanto, es fundamental que el carro que adquieras te ofrezca toda la seguridad necesaria para proteger a tu familia. Te recomendamos que verifiques el estado de las bolsas de aire, los cinturones de seguridad, las ventanas especiales para niños y el sistema de frenos antibloqueo (ABS).

También podría interesarte: ¡Cero pánico! Gestiona tu emergencia vehicular desde la app

5. Considera adquirir un seguro de autos

Recuerda que los vehículos de segunda mano normalmente no cuentan con un seguro que resguarde a tu familia ni a tu inversión de cualquier percance vial. Así que no dudes en adquirir un plan que se ajuste a tus necesidades con una aseguradora de confianza. Procura contratar un seguro que te brinde la certeza de asistencia ante cualquier eventualidad.

En Seguros El Roble queremos asegurar lo que más quieres. Nuestra prioridad es cuidar de tu patrimonio y brindarte la asesoría profesional que necesitas. Solo haz clic en la imagen de abajo y un asesor se pondrá en contacto contigo.

New call-to-action

Artículos relacionados

¿Qué pasa con mi seguro al vender mi automóvil?

¿Compraste un seguro y vendiste tu vehículo? lo que procede es el traspaso de póliza de seguro.

Viajes al extranjero: ¿Qué sucede con mi seguro de automóvil?

Cuando contratas un seguro  de autos buscas que cubra la mayor parte de los riesgos.

¡Adiós a la gripe! 5 infusiones para combatir el resfriado

¿Últimamente estás estornudando mucho?, ¿tienes alergias y ya te cansaste de tomar medicina?, ¿la...