¿Por qué adquirir un seguro de vida en tu primer trabajo?

El primer trabajo es el punto de partida hacia una vida laboral llena de responsabilidades y sueños por cumplir, así como el inicio de una nueva etapa en tu camino profesional. Es probable que estés emocionado por comenzar a construir tu patrimonio poco a poco, como con la compra de un carro o incluso una vivienda, así que es momento de gestionarlo y asegurarlo.

Entre las primeras cosas que debes hacer al conseguir tu primer trabajo es aprender a administrar tu dinero y pensar en el futuro. Parte de esto es la decisión de contratar un seguro de vida. 

Si aún estás pensando si te conviene o no, sigue leyendo porque te compartimos algunos puntos importantes al respecto.

Protegerás a tu familia

Aunque no tengas hijos o no estés casado, es posible pensar desde ya en su futuro. Si en unos años tu situación ha cambiado respecto a ese tema, podrías estar preparado con un seguro de vida para proteger a quienes más quieres. 

Recuerda, puedes cambiar los beneficiarios de tu seguro de vida en cualquier momento si en unos años tienes una familia propia.

Lee también: ¿Padre soltero? Planifica el futuro de tu familia desde hoy

Te cubre si ya no puedes trabajar

Seguramente en tu primer empleo no estás pensando en que algún día quizás ya no tendrás la capacidad de trabajar. Sin embargo, la posibilidad siempre está ahí y puedes anticiparte a ella. 

Un seguro de vida te brinda la cobertura ante invalidez, que es la incapacidad permanente para realizar todas tus actividades, especialmente las que son tu fuente de ingresos. Es decir que contarás con un monto de dinero para cubrir tus gastos personales si en algún momento te encuentras en esta situación.

Pagarás una prima más barata

Si estás en tu primer trabajo, lo más seguro es que aún seas bastante joven y tu edad importa al momento de establecer cuánto pagarás por el seguro, pues mientras más joven seas, más económico es el seguro. 

Es decir, el mismo seguro te será más barato ahora que si lo contratas en 5 o 10 años. Como ves, contratar un seguro cuando eres joven tiene sus ventajas.

Te quitará un peso de encima

Tener un seguro te brinda tranquilidad, ya que son precisamente para lidiar con situaciones que normalmente nos toman a todos por sorpresa. Saber que estás preparado puede darte paz mental al aliviar preocupaciones por lo que pueda pasar. Incluso te permitirá disfrutar más de tus ingresos. 

Al adquirir tu Seguro de Vida 360 obtienes la tranquilidad de saber que estás preparado. No solo eso porque si no utilizas tu seguro durante el tiempo contratado, se te reembolsarán las cuotas que hayas dado (menos gastos administrativos). ¿Deseas más información? Haz clic en la imagen de abajo para que un ejecutivo se ponga en contacto contigo.

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados

6 Claves para tener una buena autoestima

La clave para poder amar a las demás personas es amarnos a nosotros mismos primero. La autoestima...

Carros de agencia vs. carros rodados, ¿quién se lleva la victoria?

Si estás pensando comprar tu primer vehículo, es probable que te preguntes si la opción ideal es un...

Evita hacer esto con tu bebé en su primer año de vida

Cuando nace el pequeño bebé que esperabas con tanta emoción, son muchos los consejos que recibes de...