Mantenimiento preventivo: 5 servicios esenciales para tu carro

Si por lo general acudes al taller solamente cuándo tu carro comienza a fallar, escuchas algún ruido o tienes un problema que te impide seguir circulando, es hora de cambiar ese hábito. Debes saber que conducir un carro que tenga fallos o piezas desgastadas es un riesgo latente para ti y tus acompañantes.

Para evitar un incidente en el camino es necesario revisar periódicamente nuestro vehículo. Conoce en este blog a qué componentes debes prestarles más atención y cada cuánto debes darles mantenimiento.

 

1. Las llantas

¿Te sentirías seguro al moverte en un carro con los neumáticos desgastados, lisos o con poca presión? Las llantas en mal estado son una de las causas más comunes de los incidentes en la carretera. Puedes revisar el estado de tus llantas mediante la banda de rodamiento y si el desgaste es mayor al de las guías, debes considerar cambiarlas lo antes posible. Del mismo modo, es esencial que cada semana verifiques que tus neumáticos tengan la presión correcta.

 

2. Amortiguadores

La amortiguación tiene un papel muy importante en la protección de tu carro. Ten en cuenta que la estabilidad de tu vehículo depende en gran parte del estado de los amortiguadores porque se encargan de neutralizar las irregularidades del suelo. Es recomendable sustituir estos elementos cada 5 años o 60,000 kilómetros, pero si mientras conduces percibes un excesivo rebote, desgaste anormal de las llantas o ruidos extraños al pasar un bache, revísalos lo más rápido posible.

Solicita tu seguro de auto aquí

3. El aceite

Verificar los niveles de aceite es clave para garantizar el correcto funcionamiento de tu carro. Ten en cuenta que este elemento mantiene lubricado el motor para evitar fricción y desgastes en las piezas. Si deseas que tu carro mantenga un buen rendimiento, asegúrate de cambiar el aceite y filtro cada cierto tiempo. Por lo general, este componente pierde sus propiedades pasados los 15,000 kilómetros ya que se suele quemar o llenar de impurezas.

 

4. Filtro de aire

El filtro de aire es una pieza fundamental para que el sistema de climatización funcione correctamente, pues evitará que los niveles de temperatura o humedad se obstruyan. Si deseas disfrutar del aire acondicionado o calefacción de tu vehículo, es importante que el filtro se mantenga limpio. Cambiar este elemento dependerá del uso que le des a tu carro, pero usualmente se recomienda revisarlo cada 9,000 o 15,000 kilómetros.

 

5. El sistema de frenos

Tu seguridad en la carretera y la de tus pasajeros dependen en gran medida de los frenos, por ese motivo debes estar atento a su mantenimiento y cuidado para prevenir incidentes. El desgaste de los frenos dependerá del tipo de rutas que recorres, el kilometraje de tu carro y la manera en que conduces. Lo más conveniente es revisar el sistema completo como pastillas, discos y el líquido cada 20,000 kilómetros.

 

El mantenimiento preventivo permitirá que tu vehículo se mantenga en buenas condiciones y con esto garantizarás tu seguridad, la de tus seres queridos y de terceras personas en el camino. Mantener tu carro en óptimo estado es parte de la responsabilidad vial, por eso es importante prestarle atención y revisar estos componentes. Tanto el servicio periódico como un seguro de vehículo podrán apoyarte a evitar pasar por un momento complicado.

 

En Seguros El Roble estamos comprometidos con proteger el patrimonio de las familias guatemaltecas. Nuestra prioridad es cuidar de nuestros clientes y brindarles la asesoría profesional que necesiten. Solo haz clic en la imagen de abajo y un asesor se pondrá en contacto contigo.

Temas: Seguro de autos

Descarga el ebook: ¿Cómo funciona un seguro de automóvil?