Alcohol y ruedas, ¿por qué no debes combinarlo?

Al consumir alcohol disminuyen tus capacidades para realizar las actividades motoras. Al conducir un vehículo requieres de precisión, habilidades, reflejos y la capacidad de tomar decisiones inmediatas. Sin embargo, la reacción de un piloto que ha ingerido alcohol puede reducirse desde un 10% hasta un 30% en comparación de una persona sobria. Además, la visión es borrosa y las nociones de distancia, peligro y velocidad se vuelven confusas.

Consecuencias de mezclar alcohol y la conducción

  • Es una acción imprudente

Está demostrado que combinar alcohol y conducción no es una acción prudente porque reduce la capacidad de conducir. Cuando la sangre absorbe el alcohol, las reacciones y los movimientos se vuelven más lentos, la concentración se vuelve más difícil, aumenta la somnolencia y la fatiga muscular. 

  • Se pierden facultades

Al consumir alcohol aumentan los problemas de coordinación, cambia la forma en que observamos lo que nos rodea, la visión se vuelve borrosa y el sistema auditivo tampoco es tan perceptivo, estas cualidades son esenciales para conducir.

  • Aumentan las probabilidades de un accidente

Quien conduce luego de haber ingerido alcohol se está exponiendo a provocar un accidente poniendo en riesgo no solo su vida, sino la de las personas que se encuentren transitando por el lugar. Concretamente, el riesgo de accidente vial se multiplica por 25 cuando el alcohol en la sangre alcanza entre 1,5 y 2,4 gr/l.

  • El alcohol es inhibidor 

El alcohol produce un falso estado de euforia, lo que aumenta la confianza y seguridad en sí mismo. Unas de las consecuencias del consumo de alcohol es que aparece cierta repulsión al peligro y una tendencia a romper las normas.

  • Ralentiza la capacidad de respuesta

Se alarga el tiempo de reacción, por lo que las respuestas y maniobras ante un hecho de tránsito, una persona que cruza por la calle, un carro que se atraviesa o cualquier otra situación que puede pasar se hacen más lentas y torpes poniéndote en riesgo y a los que están a tu alrededor. 

Como pudimos ver el alcohol es un enemigo de la conducción, por ello es importante que si bebes no manejes, es preferible designar a un conductor responsable para que todos lleguen a salvo a sus hogares. 

Un seguro de vehículos será de gran apoyo en cualquier caso así que pregunta hoy mismo sobre nuestro seguro Completo de Automóvil y el seguro de Daños a Terceros. Nos interesa tu seguridad y la de tu familia y, con gusto, te brindaremos toda la información que necesites. ¡Seguros El Roble, asegura lo que más quieres!

New Call-to-action

 

Temas: Pólizas de Seguros, Seguro de carro

Solicita tu seguro de auto aquí