QUE_TU_SEGURO_MEDICO_SEA_EL_CORRECTO_ANTES_DE_EMPEZAR_UNA_FAMILIA_2.jpg

Que tu seguro médico sea el correcto antes de empezar una familia

Escrito por El Roble | 19/05/16 7:00

El nuevo miembro de la familia está en camino y no quieres que llegue a un sitio inseguro.

La maternidad es un mundo nuevo. Aunque ya hayas pasado por esta experiencia hay cosas que te sorprenderán, la sonrisa del bebé, sus suspiros, su aroma, sus movimientos. Todo es sensacional y no quieres perderte nada.

Por eso en ese momento nuestra concentración debe estar en esos pequeños detalles y no en las cuestiones económicas.

Para ello, el contar con un seguro médico con cobertura para embarazo previamente nos liberará y permitirá involucrarnos en lo verdaderamente importante.

Para proteger tu salud y la del bebé, deja a los expertos que se encarguen del asunto de los gastos por maternidad.

Los recursos deben estar disponibles siempre y para cualquier caso. Obviamente nadie quiere que su hijo nazca con problemas, pero si ocurre todos quisiéramos estar preparados.

Por muchas prevenciones y controles que haya durante la gestación, el embarazo supone su propio riesgo y tú no tienes porque asumirlo sola.

Una excelente alternativa es tener una cobertura en gastos médicos mayores. Esto te dará un escudo para enfrentar cualquier problema.

¿Qué cubre un seguro médico?

La cobertura por maternidad que tiene un buen seguro de gastos médicos mayores debe proteger por los gastos de cesárea o parto natural, los tratamientos que pongan en riesgo la vida de la madre o el bebé y sobre todo deben facilitar las cosas para que el asegurado piense más en el color de la habitación del recién llegado que en la factura por pagar.

Hay varios esquemas pero el más común es hacer efectiva la cobertura de maternidad a través del beneficio de pago directo, esto es increíblemente bueno, porque el asegurado solo paga el porcentaje expresado en la autorización que puede ir de un 10 a un 30%  dependiendo de la cobertura contratada y del hospital que haya sido elegido para el nacimiento del bebé permitiéndole a los padres mantener liquidez en sus cuentas para cualquier eventualidad. 

En algunos planes si el bebé nace sin complicaciones, tienes derecho a una indemnización cuyo monto será establecido en el contrato desde el principio. Para reclamarlo generalmente solo piden el certificado de alumbramiento y evidentemente la compañía no podrá exigir factura alguna, pues no hay tal.

Si el contrato lo hace un matrimonio, es conveniente que la póliza esté a nombre de ambos para que los dos puedan realizar los trámites sin contratiempos.

Respecto al tiempo, aquí está la palabra clave: anticipación. El seguro debe ser contratado antes de la concepción, la mayoría del as compañías exigen como mínimo10 meses. 

Tener un bebé es una de las mejores experiencias de vida, vívela al máximo y ahorra las preocupaciones. 

 

Temas: Salud, Seguros médicos

Comprar un seguro médico

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo cuidar tu bienestar y el de tu familia