11_JULIO_EXCLUSIONES_DE_UN_SEGURO_MEDICO.jpg

¿Sabes qué son las preexistencias?

Escrito por El Roble | 17/08/16 7:00

Antes de contratar un seguro médico es conveniente que investigues bien qué son las preexistencias.

Este es un elemento clave en las condiciones de un seguro médico y algo que puede hacer la diferencia en la adquisición de un plan. Todo usuario debe entrar en un esquema adecuado a sus necesidades por lo cual es conveniente que conozca todas las cláusulas y condiciones antes de contratar.

Las condiciones preexistentes tienen más que ver con la evolución de las enfermedades y sus tratamientos. Por ejemplo la diabetes no tiene el mismo progreso ni el mismo tratamiento que hace 20 años.

Las rutinas, las dietas y los avances médicos impactan en las personas y sus enfermedades.

Una condición preexistente es una lesión o enfermedad que el asegurado tiene antes de firmar el contrato con una aseguradora y puede ser desde diabetes hasta una dislocación de discos en la espalda o cáncer. Cualquier problema que el paciente tenga desde antes cuenta como preexistencia, tenga o no el paciente conocimiento de que padece de ello.

Por obvias razones las compañías aseguradoras no suelen aceptar dar cobertura a condiciones preexistentes, ya que saben que habrá una alta probabilidad de tener que pagar por algo que no ocurrió bajo su protección.

Sin embargo ya hay algunas opciones a las que puede recurrir todo cliente:

Pago total con bajo riesgo: el asegurador acepta dar protección siempre y cuando las condiciones preexistentes sean de bajo riesgo.

Pago total con prima alta: el asegurador accede a firmar el contrato si el cliente acepta pagar una prima alta.

Cobertura con tiempo de gracia: el asegurador acepta proteger sólo si transcurre un periodo determinado sin reclamaciones por condiciones preexistentes.

Cobertura parcial: el asegurador excluye las condiciones preexistentes del contrato y cubre enfermedades no relacionadas con éstas.

Sin cobertura: el asegurador declina la cobertura ya que es demasiado costoso dar respuesta al paciente.

Cualquiera que sea el plan, no ignores las cláusulas y asegúrate de que todo lo que te prometió el consultor quede plasmado con letras al momento de revisar la cláusula. Recuerda que generalmente tendrás 15 días para revisar las condiciones generales y específicas y cancelar el seguro.

Es un hecho que el negocio de los seguros médicos está evolucionando todo el tiempo e incluso un plan que tienes desde hace años puede cambiar en sus condiciones.

En cada renovación vale la pena revisar todas las cláusulas de nuevo. No corras riesgos para que al momento que requieras atención sepas exactamente cómo estás protegido.

Temas: Seguros médicos

Recomendaciones para cuidar la salud de tus hijos

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo cuidar tu bienestar y el de tu familia