hábitos saludables para mi cuerpo

Es momento de tomar decisiones saludables

Escrito por El Roble | 22/06/16 6:30

¿Voy a esperar a ser diagnosticado con una enfermedad o voy a empezar a tener hábitos saludables para mi cuerpo a fin de prevenirla? Es una pregunta que quizás debas hacerte.

La diferencia entre llenar el botiquín o llenar el refrigerador está en la modificación de la rutina. Con pequeños movimientos podemos prevenir grandes desastres.

Aquí te dejamos unas recomendaciones de decisiones saludables que podrías incorporar a tu dieta para reforzar tu defensa.

Nueces: Si consumes unas 5 nueces al día reduces un 5% el riesgo del síndrome metabólico. Tén un tazón a la mano cerca de tu espacio de trabajo, eso facilitará la ingesta.

Curcumina: Este compuesto se encuentra en el curry y ayuda a prevenir el progreso de la diabetes según estudios de la Universidad de Michigan. 

Queso: Los lácteos fermentados reducen entre un 10 y un 12 por ciento el riesgo de padecer diabetes en contraste con quienes no los consumen.

Vino tinto: El resveratrol, que se encuentra en la piel de la uva ha probado ser un poderoso regulador del azúcar en la sangre. Una copa de vino tinto al día tiene la dosis suficiente para reducir el riesgo de diabetes.

Fresas: Un extracto de la fresa ayuda a mermar los índices de lípidos y glucosa en la sangre. Pequeñas dosis son suficientes para reforzar tu organismo.

Chocolate oscuro: El British Medical Journal reveló en un estudio que quienes ingieren chocolate negro o semiamargo tienen un 31 por ciento menos de riesgo de diabetes.

Canela: Sobre todo consumiéndola en ayunas, puedes reducir el colesterol y a mejorar la sensibilidad a la insulina.

Café: Tomar entre dos y cuatro tazas de café de grano al día baja sustancialmente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 debido a los compuestos que lo conforman.

Espinacas: Las hojas verdes son grandes aliadas. Su efectividad es tal que prácticamente no hay dieta sana que no las contenga.

Manzana: Las antocianinas que contienen las manzanas están ampliamente vinculadas a la reducción del riesgo de tener altos niveles de azúcar en la sangre. Intenta comer por lo menos cinco porciones a la semana.

Salvado de trigo: El magnesio que lleva el salvado de trigo ayuda a reforzar el sistema inmunológico para estar listo ante cualquier enfermedad. Trata de consumirlo al menos dos veces por semana.

Agua: Cuando bebes suficiente agua mantienes equilibrados los niveles de azúcar en la sangre, lo que evidentemente reduce los riesgos de la diabetes. 

Entre más pronto empieces, más pronto verás los resultados a favor de la persona a la que más tienes que cuidar: .

Temas: Salud

Problemas de salud que afectan a mujeres

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo cuidar tu bienestar y el de tu familia