26_AGOSTO_2_QUIERO_UN_SEGURO_MEDICO_POR_QUE_ESTOY_ENFERMO.jpg

¿Cuándo es tarde para comprar un seguro médico?

Escrito por El Roble | 13/09/16 16:20

El momento correcto para comprar un seguro médico es antes de necesitarlo.

El seguro es un contrato que establece una compañía con una persona para cubrir sus gastos médicos, es así de simple, pero también así de complejo.

Y la complejidad viene precisamente en ese contrato, pues lo que no esté ahí escrito, no estará incluido.

Si ya tienes una enfermedad o patología antes de contratar, estás obligado a informarle a la firma a través de un cuestionario de salud. De esta manera la compañía calculará el riesgo y establecerá una prima.

Es habitual que si esto ocurre, el costo sea mayor, pero esto dependerá del Departamento de Cálculo de Riesgos de la propia compañía.

Las ventajas de tenerlo son innumerables y realmente nunca es tarde para comprar un seguro médico. Poder elegir a los médicos o el hospital sin listas de espera, además de la protección financiera, son las más destacables.

Antes de contratar te recomendamos tomar en cuenta los siguientes aspectos:

1. Tiempos

La mayoría de las pólizas cuentan con tiempos de activación, carencia y vigencia.

  • El periodo de activación es aquel que empieza a correr a partir de la contratación. Está estipulado y generalmente resaltado en la carátula de la póliza.

  • El periodo de carencia al que también se le llama de preexistencia es el que restringe ciertos servicios durante un periodo inicial, el termino preexistencia se refiere a cualquier enfermedad o lesión que sufras antes del inicio de la vigencia sea de tu conocimiento o no. Por ejemplo los servicios de un especialista por ulceras gástricas o de un embarazo pueden entrar en vigencia hasta después de un tiempo establecido en la póliza,  este varía dependiendo del producto que adquieras desde 3 meses a un año. Puede que haya padecimientos preexistentes  para los que no obtengas cobertura por un tiempo o definitivamente queden excluidos.

  • El periodo de vigencia es sencillamente en el que estás protegido y el contrato señala qué tipo de protección.

2. Coberturas

  • Revisa el cuadro de médicos que ofrecen así como las clínicas y hospitales con los que tiene convenio tu aseguradora.

  • Checa cuáles coberturas están incluidas y las exclusiones. Esta puede ser la diferencia entre el seguro que necesitas y el que realmente estás adquiriendo.

3. Precios

  • Los precios y cotizaciones varían entre las compañías en cifras que van hasta el 100%, mucho depende de las coberturas que te ofrezcan, la zona geográfica, el riesgo, la edad, el marco legal y hasta el clima.

El mejor seguro de salud no es el más costoso, sino el que mejor se adecúa a tus exigencias y necesidades como usuario. Sé paciente y lee todos los cuadros de beneficios que te presenten en las cotizaciones para garantizar tu protección.

Temas: Seguros médicos

Compra RobleMed

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo cuidar tu bienestar y el de tu familia